Desconectar para conectar: descubre cómo hacerlo

Digital

Desconectar para conectar: Descubre cómo hacerlo

La desintoxicación digital puede ser útil para mejorar la productividad y el bienestar de los empleados porque reduce la fatiga, el estrés y ayuda a mejorar el sueño. Además, contribuye activamente a mejorar la salud física y mental, optimizar el sueño e incluso aumentar la productividad.

¿Te has preguntado alguna vez cómo sería desconectar del mundo digital por un tiempo y conectar con el mundo real? Pues eso es exactamente lo que se llama “desintoxicación digital” o “détox”. Consiste en disminuir o incluso eliminar el uso de los dispositivos electrónicos durante un tiempo determinado para disfrutar del mundo offline, pasar tiempo de calidad con la familia y amigos y cuidar nuestra salud mental. Cada vez hay más voces que alertan de que el consumo excesivo de los dispositivos electrónicos y plataformas digitales puede tener efectos negativos en nuestra salud.

Incrementar la productividad laboral, un beneficio de la desintoxicación digital

Aunque la tecnología puede ser beneficiosa para el lugar de trabajo, la cantidad de tiempo que se invierte en abrir correos electrónicos, revisar las redes sociales y responder mensajes de texto podría ser significativamente reducida si se implementan las medidas adecuadas.

Disminuir o eliminar el uso de dispositivos electrónicos durante un tiempo específico, puede ser una forma efectiva de combatir los efectos negativos de la hiperconexión y traernos muchos beneficios, además de incrementar la productividad laboral:

  • Reduce la fatiga, el estrés y ayuda a mejorar el sueño. Estimula las relaciones personales y laborales.
  • Ayuda a manejar y disminuir malestares físicos. Mejora al autoconocimiento y la reflexión.
  • Disminuye la adicción a los dispositivos electrónicos.
  • Permite enfocarse en proyectos pendientes e incrementa la productividad. Disminuye los niveles de ansiedad y depresión.
  • Mejora la concentración, la creatividad y la memoria.

Détox digital, ¿cómo empezar?

Aunque trabajemos con un ordenador durante ocho horas al día o revisemos correos electrónicos en el móvil, podemos seguir disfrutando de nuestras películas y series favoritas. Sin embargo, es importante reducir el uso de pantallas y estar presentes en el momento actual. Empieza con pequeños gestos, como cenar sin el móvil sobre la mesa, o comienza con un solo día. En cualquier caso, crea un plan de acción con metas realistas. La idea es incorporarlo a tus hábitos de vida de manera gradual.

Aquí te damos algunas ideas:

  • Establece un tiempo. Es fundamental que definas cuánto tiempo quieres desconectar de la tecnología. Puede ser un día, un fin de semana, una semana o incluso un mes.
  • Prepara un plan alternativo. Piensa en actividades que puedas hacer en lugar de estar conectado a la tecnología. Puedes leer un libro, salir a caminar, hacer deporte, cocinar, pintar o pasar tiempo con amigos y familiares.
  • Mantén un contacto. Avisa a tus amigos y familiares que vas a estar desconectado para que no se preocupen por ti y sepan cómo contactarte si es necesario.
  • Desconecta por completo. Apaga tu móvil, tablet, ordenador y cualquier otro dispositivo electrónico que tengas. Si tienes un reloj inteligente, también es recomendable apagarlo.
  • Vive el momento. Disfruta de las actividades que has preparado y de las personas con las que estás.
  • Haz una reflexión. Al final del período de desintoxicación digital, reflexiona sobre cómo te has sentido durante ese tiempo, sobre todo, si te ha resultado difícil desconectar.

¡Así que no dudes en probar el détox digital! Reduce el uso de dispositivos electrónicos para lograr una mayor efectividad en tus tareas.

Mejorará tu productividad y bienestar en el trabajo.

¿Buscas una nueva oportunidad en el ámbito digital?

Ir a las ofertas de empleo

¿Buscas talento IT para incorporar en tu empresa?

Agenda una reunión con nosotras